Tijeras para peluquería

Las tijeras son una herramienta esencial para cualquier profesional de la peluquería. Un corte limpio y preciso es vital para un cabello estético y saludable. Aquí encontrarás las mejores tijeras del mercado para cada función y tipo de pelo.

Historia de las tijeras

Las tijeras son una herramienta ancestral que data del año 1000 a.c. Se usaban para cortar pieles y cabello, aunque eran de una sola pieza con muelle en forma de «C». No sería hasta el siglo XIV en que veríamos las tijeras con dos brazos y un tornillo en medio como las actuales.

Tipos de tijeras

No todas las tijeras son iguales y cada tipo cumple con una función diferente. Deja que te guiemos a través de esta selección de las clases de tijeras más comunes que debe haber en toda peluquería, barbería o centro de estilismo y belleza profesionales.

TIJERAS DE CORTE

TIJERAS DE ENTRESACAR

TIJERAS DE ESCULPIR

TIJERAS PARA BARBA

Tipos por materiales

Elegir un material de buena calidad para sus tijeras es esencial para realizar un trabajo profesional. Aquí te ayudaremos a elegir de entre los mejores materiales y los favoritos de los expertos en peluquería

TIJERAS DE ACERO INOXIDABLE

TIJERAS DE ACERO JAPONÉS

TIJERAS DE TITANIO

Tijeras por marcas

Habiendo tantas marcas de tijeras en el mercado como pelos en una cabellera, es normal no saber elegir a la primera. Aquí te facilitamos una guía de las mejores marcas de tijeras para peluquería.

CANDURE

LICTIN

KYG

HARYALI LONDON

NWOUIIAY

3 CLAVELES

CIICII

ELEHOT

JYHY

¿Cómo afilar unas tijeras?

Para afilar unas tijeras hay técnicas baratas, como cortar un papel de lija por ambos lados o cortar un pedazo de papel de aluminio doblado varias veces sobre sí mismo, pero éstas son formas muy poco profesionales.

 

La mejor forma de obtener un filo bien afinado es usar una piedra de afilar o amoladora. Aquí te explicamos cómo.

  1. Prepara la piedra de afilar

    Coloca la piedra de afilar sobre un paño y lubrícala con agua o aceite de afilado.

  2. Desarma la tijera

    Este paso no es necesario, pero permitirá mayor movilidad al afilar las tijeras. Normalmente puedes separar las hojas con un desatornillador, generalmente de punta plana, del tamaño adecuado.

  3. Afila el interior de la hoja

    Notarás que la piedra tiene dos lados: uno de grano grueso y otro fino. Si las tijeras están muy desgastadas, utiliza primero el grano grueso y luego el fino. Por lo contrario, usa el fino directamente.

    Para afilar el interior de la hoja deberás sostener el mango de la tijera y apoyar el interior de la hoja contra la piedra hasta que quede plana, con el filo apuntando hacia fuera. Después, jálala en tu dirección lentamente y manteniendo bien el borde contra la piedra.
    Repite este movimiento entre 10 y 20 veces con cada hoja.

    No sería mala idea que practicaras este paso con unas tijeras viejas a las que no tengas mucho aprecio antes de arriesgarte a estropear las que uses para trabajar.

  4. Afila la parte exterior de la hoja

    Este paso es el más complicado. Debes apoyar el borde biselado contra la piedra de manera que quede plano, quedando la hoja a unos 45º de la piedra. Si abres más ese ángulo, desafilarás el borde, mientras que si lo cierras, dañarás la hoja.

    Una forma de saber que ha quedado afilada es marcando el borde con un rotulador permanente antes de empezar. Si tras pasar la piedra desaparece la marca, estará afilado.

  5. Limpia la tijera de virutas

    Tras afilar las hojas es normal que queden restos de metal pegados a las hojas. Para quitarlos tan solo vuelve a montar las tijeras y ábrelas y ciérralas varias veces. El resultado será mejor si cortas algo de papel o cartón.